Noticias UNAICC

Otras Noticias

Reseña UNAICC

Reseña histórica

El Buró Político del Partido Comunista de Cuba en 1982 aprobó constitución de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción.

Reseña completa

Relatoría del Salón Nacional de Arquitectura Cubana.

El Centro de Convenciones Plaza América, del balneario de Varadero, el más hermoso de los polos turísticos de Cuba, fue escenario perfecto, por el excelente accionar constructivo desarrollado en esa península, el mayor de Cuba,  de la fiesta que bianualmente celebra la Arquitectura de la mayor de Las Antillas.


Auspiciado por la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba,  UNAICC, el X Salón Nacional de Arquitectura benefició no solo la exposición de los mejores proyectos cubanos realizados en los últimos dos años, sino el esperado y fructífero intercambio de experiencias entre los profesionales del diseño arquitectónico que asistieron a la muestra, intercambio que enriquecieron los profesionales matanceros, concentrados en el rescate y preservación de su Centro Histórico, declarado Monumento Nacional, y otras reliquias del patrimonio construido en esta excepcional ciudad.


El X Salón Nacional de Arquitectura  convocó  nueve categorías que  contemplaron:  Ordenamiento urbano y regional; Diseño Urbano y paisajismo (en las modalidades de proyecto y obra); Diseño Arquitectónico (proyecto y obra); Viviendas y Urbanismo (proyecto y obra en las dos modalidades): Interiorismo y arquitectura efímera (obra); Intervención en el patrimonio (proyecto y obra); Ideas conceptuales y utopías (proyecto y obra en las dos modalidades); Publicaciones de Arquitectura, e Investigación, teoría y crítica.


En este evento, catalogado como la mayor fiesta de la arquitectura nacional, por la calidad profesional de los asistentes, aunque se inscribieron más de 130 trabajos procedentes de todo el país, participaron 112, los que tenían como aval haber sido premiados en los Salones Provinciales.   Las provincias más destacadas fueron Villa Clara (18 trabajos), Matanzas (16 trabajos) y Santiago de Cuba (15 trabajos); solo Las Tunas no estuvo representada. 


El programa del Salón incluyó el recorrido por las zonas de mayor interés del Centro Histórico Urbano de la Atenas de Cuba. Se visitaron las obras de restauración de la Catedral San Carlos Borromeo, las márgenes del río San Juan y la Plaza fundacional de la urbe citadina, reconocida como Plaza de la Vigía, con sus emblemáticas edificaciones neoclásicas: Palacio de Justicia, Teatro Sauto y Cuartel de Bomberos, desde donde se aprecian los centenarios puentes General Calixto García (1897) y el Giratorio (1904), dos de los cuatro con que cuenta la ciudad de Matanzas.


 En la playa azul los participantes recorrieron una obra turística en construcción, el hotel Las Conchas, y una terminada, el Paseo marítimo del hotel Marina.
Además, el programa incluyó la inauguración de la exposición de los trabajos premiados en la XIX Bienal Internacional de Arquitectura de Quito, con la presencia del arquitecto Handel Guayasamín, presidente del Colegio de Arquitectos de Quito, Ecuador, y las actividades de confraternización de bienvenida y clausura.


Handel GuayasaminEl evento académico, donde destacados y prestigiosos estudiosos de la arquitectura y el urbanismo dictaron interesantes conferencias magistrales, satisfizo las expectativas de todos los presentes. Entre las conferencias destacaron: “Arquitectura, lo más contemporáneo está en el origen”, a cargo del Arq. Handel Guayasamín, “Lo nuevo y lo viejo”, de la Dra. Arq. Ángela Rojas Ávalos, “Retos de la formación del arquitecto acompañando los cambios en Cuba”, impartida por el Dr. Arq. Andrés Olivera Ranero y “Tendencias actuales del diseño arquitectónico”, del Arq. Universo García Lorenzo.
Vivo interés y mayores aplausos despertó entre los presentes la conferencia inaugural “Matanzas, ciudad excepcional”, dictada por la Doctora en Ciencias de Arte Alicia García Santana, una de las más importantes investigadoras cubanas dedicada al estudio y conservación del patrimonio arquitectónico de la isla, quien apoyada en las imágenes de su libro “Matanzas, la Atenas de Cuba”, convenció al auditorio de la singularidad y excepcionalidad de la arquitectura y el urbanismo de la Ciudad de los Puentes.

“…Matanzas es una de las más grandes joyas arquitectónicas que tiene Cuba, es una de las ciudades más coherentes desde el punto de vista urbano y arquitectónico de este país, una de las ciudades que más influyó en el desarrollo de la arquitectura cubana del siglo XIX, es una ciudad que, dentro de la cultura hispánica, realmente cumple un papel único, por toda una serie de condicionantes de índole económica que hicieron de Matanzas una gran potencia en su momento. Estos valores realmente no se han visto apoyados en el proceso de conservación y restauración que la ciudad merece; este es uno de los motivos del porqué estamos aquí hoy, ganando adeptos para que se hable de la importancia de esta ciudad y que todos, unánimemente, podamos defenderla, ¡Cuba no puede perder a Matanzas!”


Premios del X Salón Nacional de Arquitectura Cubana
En las categorías de Ordenamiento Urbano y Regional y Diseño Urbano y Paisajismo, el jurado, integrado por la Dra. Arq. Ángela Rojas Ávalos (Presidenta), y los arquitectos Augusto Rivero Más, Gerardo Ramírez Mojena y Elba Sagué Rodríguez, evaluaron doce trabajos.
 El Premio de Ordenamiento Urbano y Regional, por el cuidadoso y digno enfoque de la rehabilitación de un barrio precario, por la modestia y a la vez calidad expresiva y creatividad en un tema de imperiosa necesidad y actualidad, fue otorgado a: Estudio de barrio “La Llama”, Ciego de Ávila, de la arquitecta Xiomara Pavón Santiesteban, de la provincia de Ciego de Ávila, y en Diseño Urbano y Paisajismo (proyecto), por la elegante, respetuosa e inteligente intervención para recuperar el frente acuático de una ciudad de altísimo significado para la nación cubana y el Caribe, y por lograr la puesta en práctica de dicha intervención, a: Revitalización del Paseo marítimo de Santiago de Cuba. La Alameda, cuyos autores son: Lina Magdariaga Marante, Laura Montañés García, Odalis Quintana Catón, Zoila Cosme Berchi, Sara Simpatía Fonseca, Virginia Navarro Alemán, y cuyos asesores fueron Omar López Rodríguez y Gisela Mayo Gómez. Quedó desierto el premio en la modalidad de obra. 
Otro jurado, integrado por la Arq. Vivian Pérez Aromí (Presidenta) y los arquitectos Arnoldo Eduardo Álvarez López, Universo García Lorenzo y Norka Cabrales Muñoz, evaluaron 62 trabajos en las categorías: Diseño Arquitectónico (proyecto y obra), Viviendas y Urbanizaciones (proyecto y obra en las dos modalidades), Interiorismo y Arquitectura Efímera (obra) e Ideas Conceptuales y Utopías (proyecto en las dos modalidades).
Ellos decidieron premiar, en Diseño Arquitectónico (proyecto) a: “Restaurante La Barbacoa”, de los arquitectos Islay Martínez Fernández, Sandra Becerra Carbó y equipo, de La Habana, por la evidente asimilación de la precariedad urbana en una estética consecuente con su contexto, Centro Habana, dejando desierto el premio en la modalidad de obra. En la categoría de Viviendas y Urbanizaciones los premios fueron recayeron  en: Vivienda (proyecto), compartido, a: “Cubos pareados”, de los arquitectos Ernesto Herrera Quintas y Arianna Saavedra Ayrado, de Ciego de Ávila, por lograr a partir de una célula sencilla una composición y variedad creativa de alto vuelo creativo donde se asimila la mejor tradición y por su constructibilidad y “Edificio COPEXTEL”, del arquitecto Carlos J. Rojas Piquera, también de Ciego de Ávila, por una excelente solución contemporánea, un estudio ambiental adecuado, y una impecable factura de presentación; en Vivienda (obra) a: “Residencia Ania Margarita Monzón López”, de los arquitectos Carlos M. González Baute y Alain Rodríguez Sosa, de Cienfuegos, por el excelente manejo del desprejuicio en la continuidad con respeto y maestría, por el óptimo aprovechamiento del espacio mínimo con recursos simples y la impecable presentación.


En Urbanizaciones (proyecto) los premios recayeron en: “Urbanización Los Pinos”, de los arquitectos César A. Garrido Rodríguez, Luis González y Jorge Molina, de Santiago de Cuba, por la intención de valorizar arquitectónicamente el sistema constructivo Gran Panel IV caracterizado por su rigidez, valorización e integración del espacio público hacia lo privado y la excelente presentación. En la modalidad de Urbanizaciones (obra) no se presentaron trabajos.
En la categoría de Interiorismo y Arquitectura Efímera el premio fue para: “Bar Café Habana 61”,  del arquitecto Alejandro García Esquijarosa, de La Habana, por el manejo preciso de la contemporaneidad y de la escala en el contexto histórico de La Habana Vieja, la excelente presentación y poder de síntesis.
En Ideas Conceptuales quedó desierto el premio, y en Utopías, se reconoció: “Propuesta de manzana piloto”, de los arquitectos Carlos M. González Baute, Alain Rodríguez Sosa y Raúl Pla León, de Cienfuegos, por la intención de recuperar y actualizar la manzana clásica, el rico uso de los recursos formales en pos del confort visual y ambiental, por la síntesis y factibilidad de los recursos expresivos de la arquitectura y por la excelente calidad de la presentación y el uso del color.
Las categorías de Intervención en el Patrimonio (proyecto y obra), Publicaciones de Arquitectura y Teoría, Investigación y Crítica tuvieron como jurado a los Doctores Arquitectos  María Victoria Zardoya Loureda (Presidenta), Andrés Olivera Ranero y Vivian Más Sarabia, quienes decidieron otorgar los siguientes premios, en Intervención en el Patrimonio (proyecto) a: “Sala de Arte y Galería Oriente”, del arquitecto Luis Orlando Rodríguez Escudero, por la propuesta de un proyecto muy detallado, integrador y de calidad, que comprende, desde los aspectos técnicos y constructivos, hasta el diseño de los interiores y el mobiliario de una destacada edificación del corazón de Santiago de Cuba; en la modalidad de obra, el premio fue otorgado a: “Intervención Iglesia católica San Hilarión, Guanajay”, de los arquitectos Lázaro José Capdevila de Armas y Rafael Rodríguez, de Artemisa, por la esmerada rehabilitación de un inmueble emblemático de la ciudad de Guanajay, dando respuestas a disimiles y complejos problemas conceptuales y constructivos.
 En la categoría de Publicaciones de Arquitectura el jurado decidió otorgar dos premios, en Monografía a: “Centros Históricos de Cuba”. Colectivo de autores, compiladoras: Dra. Lourdes Gómez Consuegra y Olimpia Niglio, presentado por Matanzas, por ser una valiosa recopilación de investigaciones de especialistas cubanos y extranjeros vinculados con los valores patrimoniales de los Centros Históricos de nuestro país, y en la modalidad de libros a: “Vivienda progresiva como solución alternativa para la ciudad de La Habana”,  de la arquitecta Dayra Gelabert Abreu, de La Habana, por ser una investigación de alto rigor sobre un tema muy pertinente y de mucha utilidad, en función de las necesidades habitacionales cubana.
 En la categoría de Teoría, Investigación y Crítica se premió: “Dionisio de la Iglesia. El primer arquitecto académico de Puerto Príncipe”, del arquitecto Henry Mazorra Acosta, de Camagüey, por ser una valiosa investigación, basada en fuentes primarias utilizadas con rigor para documentar el impacto de la actuación del primer arquitecto en Puerto Príncipe.
Como es costumbre en los Salones de Arquitectura convocados por  la SOCA de la UNAICC, los jurados elegidos por categorías para la evaluación y premiación de las obras presentadas, una vez decididos los premios, se constituyen en Jurado General, teniendo por objetivo el análisis del Gran Premio, que se selecciona entre todos los ganadores de las diferentes categorías en la modalidad de proyecto. Las propuestas del Jurado son comunicadas al Ejecutivo Nacional de la Sociedad de Arquitectura que es el responsable de entregar este galardón.
En el X Salón Nacional de Arquitectura celebrado en Matanzas, el Ejecutivo Nacional de la Sociedad de Arquitectura, representado por la Dra. Arq. Martha Garcilaso de la Vega Pena, el  MSc. Arq. Ricardo Villarrubia Román  y el Arq. Gerardo Ramírez Mogena, escuchadas las opiniones del jurado, decide que: por representar un símbolo evidente de la importancia del rescate de las mejores tradiciones socio-culturales y de los valores de nuestra arquitectura histórica para el disfrute de las nuevas generaciones, por la destacada calidad e integralidad  del trabajo de intervención propuesto, con alcance y contenido excelentes, por ser un modelo referente para los próximos Salones de Arquitectura; se otorga el Gran Premio a: Sala de Arte y Galería Oriente. Rehabilitación del Antiguo Club San Carlos. Santiago de Cuba, del arquitecto  Luis Orlando Rodríguez Escudero y equipo, de Santiago de Cuba.

La propuesta del Ejecutivo Nacional de la Sociedad de Arquitectura a la Junta Directiva Nacional de la UNAICC, para el otorgamiento de la Medalla de Oro, de entre todas las obras terminadas presentadas a concurso y premiadas por el jurado; por constituir una obra de notable calidad constructiva en su acción del rescate de una valiosa edificación patrimonial, mediante la utilización adecuada de materiales y técnicas constructivas con evidentes impactos sociales y culturales, cuya presentación al salón cumplió con el alcance y contenido necesarios para evidenciar el desarrollo durante la ejecución y hasta la obra terminada, por la calidad integral que ha logrado hasta post-puesta en marcha, verificada y garantizada por los avales de diversas instituciones de referencia local y nacional, lo que demuestra la integralidad del trabajo realizado por los proyectistas, inversionistas, contratistas y constructores, mereció este premio:  “Intervención Iglesia católica San Hilarión, Guanajay”, de los arquitectos Lázaro José Capdevila de Armas y Rafael Rodríguez Fábregas, de Artemisa.
Premios Colaterales del X Salón Nacional de Arquitectura Cubana   
Premio Colateral de ICOMOS CUBA               
Los Miembros del Comité Cubano del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), Alicia García Santana, Ángela Rojas Ávalos, María Victoria Zardoya Loureda, Ramón Recondo Pérez y Humberto Ramírez, presentes en el X Salón Nacional de  la Arquitectura Cubana, agradecieron a la UNAICC la posibilidad de otorgar este Premio Colateral en la Categoría de Intervención en el Patrimonio, con un Premio a la modalidad de Proyecto y otro a la de Obra.
El Premio ICOMOS en Proyecto se entregó a: “ Conjunto de obras de rehabilitación turística de Remedios”, cuyos autores son el arquitecto Michel Martínez Landa y su Colectivo de Trabajo, de Villa Clara, por la intervención urbanística basada en el concierto de un turismo respetuoso y enaltecedor del patrimonio, evidente motor del rescate de un Centro Histórico Monumento Nacional.
El Premio ICOMOS en Obras se otorgó a: “La restauración del Teatro Martí”, de la arquitecta Marilyn Mederos Pérez, de La Habana, por la Restauración claramente basada en los principios doctrinales de ICOMOS, donde se evidencia el respeto a la autenticidad del inmueble y el rescate de entrañables valores de la cultura cubana.
Premio colateral de la Revista Obras, Ministerio de la Construcción
El jurado de este premio colateral, integrado por los arquitectos Mirtha M. García de Hombre, Vivian Pérez Aromí y Universo García Lorenzo, sumándose a los reconocimientos de  los Salones Nacionales de Arquitectura Cubana, entregó su Premio a una realización que se destaca por su impacto social y exhibe calidad de proyecto y obra terminada: “Residencia de Ania Margarita Monzón López”, de los arquitectos Carlos Manuel González Baute y Alain Rodríguez Sosa, de Cienfuegos. La obra seleccionada responde a un programa de incuestionable impacto social en nuestro país, considerado un anhelo por satisfacer de muchas familias cubanas, y el que está urgido de elevar su calidad estética y constructiva. La obra resuelve de manera sencilla, ingeniosa y creativa, en un área reducida, una vivienda decorosa que  muestra valores arquitectónicos y constructivos.

Reseña UNAICC

Objetivos de la UNAICC

Trabajar en coordinación con los organismos, entidades y organizaciones del país, para concretar el papel de la UNAICC y sus asociados...

Objetivos UNAICC

Afiliacion UNAICC

Afiliación a la UNAICC

Pueden ser asociados de la UNAICC los ciudadanos cubanos y extranjeros residentes permanentes en Cuba.

Ver estado afiliación

Organismos UNAICC

Organismos internacionales

La UNAICC está asociada a diferentes organismos internacionales, entre los que se encuentran...

Ver Organismos

Próximos Eventos

Usuarios online

Hay 67 invitados y ningún miembro en línea

Somos una asociación social profesional, autofinanciada, que agrupa profesionales vinculados a la construcción, para contribuir a la calidad total de sus obras, mediante el desarrollo científico, técnico y cultural de los afiliados

Contáctenos